Las redes sociales son mucho más que Comunicación, son Conversación

Las redes sociales son vías de comunicación dónde los interlocutores pueden conversar. Esta última acción, la de conversar, parece que muchos usuarios la han obviado por completo.

Cuándo encima trasladamos nuestro interés hacia las cuentas que generan más expectación, vemos que esta esencia de la comunicación en la red social desaparece casi por completo.

En el caso de las marcas son los propios community managers los encargados de cambiar o enderezar esta tendencia. Muchas de las marcas más famosas varían su concepción de comunicación según la agencia con la que trabajan, denotando incluso cambios de rumbo según la persona al cargo ese día. Actualmente aunque nos parezca inconcebible muchas de las grandes agencias que trabajan para grandes marcas no fijan una hoja de ruta, sino tres o cuatro patrones tipo para manejar las redes sociales. No existen normativas de comunicación y muchísimo menos estrategia de comunicación digital predefinida para evitar patinazos diarios.

Conversar en Redes Sociales

Es en los perfiles personales dónde esta tendencia a la falta de conversación se vuelve aún más evidente. Dónde el ego de los personajes no deja ver más allá de su TimeLine. Aquí en el 90% de los casos es indiferente que la cuenta sea manejada de forma directa por el personaje que por el community manager de turno. Dale a una persona anónima el poder de hablar como una persona conocida y tendrás el mayor ego digital que puedas encontrar.

Todos conocemos casos de community manager al mando de cuentas importantes que se les sube la importancia y se vienen arriba con salidas de tono constantes y fuera de lugar. Esto pasa muchas veces con las marcas y seguro que nos vienen casos cercanos a borbotones en la mente. Pero al fin y al cabo, la comunicación maleducada de una marca no deja de ser una persona detrás de una marca. Nuestro intelecto nos dice que detrás de esa marca hay un #PocasLuces de turno que antes o después acabará por desaparecer y con ello la marca enmendando sus errores. Podemos llegar a demonizar una marca por las acciones de un tercero, pero es raro que nuestra mente no diferencie entre acción personal digital y marca. (Hablando siempre sólo de acciones digitales, no sumando el conjunto de todas las acciones negativas que pueden llegar a cometer diferentes entes de marca)

Pero en los casos personales esta situación es bastante diferente. Conozcamos o no la existencia de un tercero detrás de una cuenta personal, siempre vamos a tender a pensar que detrás de esta cuenta realmente hay una persona y por ende la vamos a personalizar con quién representa. Es decir que si detrás de la cuenta de Iker Casillas hay trabajando un community manager, la gran mayoría de seguidores creerán que sus acciones son realizadas por el propio Iker. Para nuestra mente lo más lógico es pensar que detrás de una Cuenta Personal hay una Persona y que es ella misma. No es lo mismo que se hable mediante una cuenta de marca como el Real Madrid que como una cuenta personal del ejemplo de su capitán Iker Casillas. Así los errores cometidos a través de esta cuenta personal si se demonizan de forma directa sobre el perfil representado.

Teniendo claros estos puntos podemos pasar a representar el problema actual de una gran parte de cuentas personales profesionales. Muchos profesionales del marketing digital se muestran especialmente irritados con la falta de comunicación en las redes sociales. Sin embargo, como en muchas otras facetas, una cosa es que lo que se promulga y otra lo que se hace. Mientras los CEO del marketing digital reiteran una y otra vez que la red social está para comunicar entablando conversación, sus community managers de a pie hacen caso omiso de estas indicaciones. Empleando la red social en un 85% para comunicar, un 10% para escuchar y un 5% en generar engadgement o reciprocidad. Se tiende a hablar demasiado, escuchar poco y conversar casi nada.

Aún muchos y muchas no han asimilado que la magia de la red social es la comunicación. No es llegar a miles o millones de seguidores. Muy probablemente un anuncio en televisión o una vaya publicitaria tendrá muchísima más audiencia que un tweet aunque seas la mismísima Coca-Cola.

Por el apartado Personal Profesional esta falta de conversación se hace aún más palpable e insufrible. Máxime cuándo nos referimos a figuras que están acostumbradas más a hablar que a escuchar. O a profesionales del marketing que bajo una careta digital adquieren un protagonismo  que de ningún otro modo ni habrían soñado alcanzar en sus vidas. Y es que estos Community Manager de Famosos y Celebrities son cómo dice Emilio Duró, tontos motivados; que según sus propias palabras es lo peor que te puedes encontrar. Con un sugerente perfil no tardarás demasiado en comprobar como reconocidos Community Manager de Famosísimos Deportistas echan la caña haciendo uso de sus dotes…. de sus dotes de tontos motivados.

Da igual lo famoso que pueda ser un perfil en redes sociales, si has decidido estar ahí, es para conversar con tus fans. Piénsalo como una extensión de cuándo las estrellas contestaban las cartas de sus fans. Con una diferencia que si aquí no lo haces se puede convertir tu divertida cuenta de internet en un infierno. Y todos sabemos la cantidad de famosos que tras unas crisis en redes sociales han decidido dar la callada por respuesta y huir de las mismas. Pero esta no es la solución, a menos que quieras irte a vivir a una playa desierta, desconectar del mundo y dejar que la red de redes siga su curso natural.

La solución pasa por profesionalizar eficazmente la gestión de estas cuentas Personales Profesionales en auténticos consultores con experiencia. Ya hemos comentado en otros artículos que por ejemplo en AVIPPP compatibilizamos la gestión de perfiles personales profesionales entre el consultor experto y el propietario de la misma; por ello ni siquiera es necesario el decidir abandonar las redes y pagar a otro porque haga este trabajo. La solución pasa por controlar y profesionalizar, que no es lo mismo que abandonar o derivar las mismas. En nuestra experiencia como profesionales social media personales, nos gusta más y nos ofrece habitualmente mejores resultados la administración y/o consultoría compartida con el famoso que la mera administración integral por nuestra parte.

Tenemos que recordar que la magia de las redes sociales es la posibilidad de entablar conversación, si matamos esta maravillosa utilidad estamos eliminando la mayor parte de valor diferencial de esta vía de comunicación. Porque las redes sociales son mucho más que Comunicación, son Conversación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s