#YoMeQuedoEnCasa – Consejos para trabajar desde tu domicilio

Buenos días, con todo lo que está pasando, creo que sería un error no hacer mención sobre esta situación excepcional que vivimos…

No sé, si por suerte o por desgracia, pero desde hace muchos años paso trabajando la mayor parte de mi tiempo desde casa. Hasta tal punto, que siempre que el trabajo lo permita lo vengo realizando de forma remota.

Por eso, me gustaría, ahora que por obligación tenemos que quedarnos en casa trabajando, daros algunos consejos para ser más productivos…. quedarnos en casa trabajando los que podemos, recordad que somos unos afortunados. Hay muchísimas personas que tienen que seguir saliendo a la calle a trabajar y presentar batalla en primera línea.

Aquí van mis consejos para trabajar correctamente desde tu casa:

1. Busca tu sitio.

Lo idóneo es tener una habitación amplia donde poder dejarte montado tu propio despacho. No siempre tenemos disponible este espacio y hay que ser creativos. Yo he pasado por distintos domicilios, incluso durante un tiempo, improvisé un despacho dentro de un armario.

Pero para mí, es importante que tengas un sitio definido como tu sitio de trabajo. Una de las malas praxis que he visto en mucha gente que tiene que comenzar a trabajar en remoto, es ponerse a trabajar con el portátil dónde le cae bien…. en el sofá del salón, tumbado en la cama, en la mesa de la cocina… NO, no hagáis eso, en serio, vuestro lugar de trabajo es vuestra nueva oficina. Buscaros una silla de oficina, o una silla que sea cómoda. Lo de que tenga ruedas la silla es muy recomendable. Veréis que al tener que pasar muchas horas sentado, nos acabamos moviendo aunque sea sobre la misma…. una silla, y no un sillón, eh.

Ah, si tienes luz natural mucho mejor, aprovechala al máximo.

2. Imponte un horario.

Para mí, es tan importante este punto que he dudado si ponerlo como el primero.

Otro de los grandes fallos de quién empieza a trabajar en casa es no imponerse un horario estricto. Muchas personas se creen que la gente que trabajamos desde casa hacemos lo que nos da la gana… si nos apetece bajar a comprar algo a mitad de mañana, bajamos; si tenemos que ir hacer un recado personal, nos vamos; etc…. Pero para ser eficiente, no debería ser así.

Yo, por ejemplo, TODOS los DÍAS, tengo establecido mi mismo horario. Una de las cosas que no te cuentan cuándo te hablan de las bondades de trabajar desde casa es que casi siempre acabas trabajando muchas más horas que las que harías en una oficina. No os digo mi horario, porque seguramente no me creeríais, pero lo normal son unas 10 horas con picos muy habituales de 12 y en algunas ocasiones 14 y más horas diarias.

Recordad que vuestro horario es sagrado, igual que vuestro lugar de trabajo.

3. Respeto

Seguro que esto os suena raro pero… los que llevamos muchos años trabajando desde casa, hay un mantra que no nos cansamos de repetir a nuestros familiares y compañeros de piso…. Automáticamente, los demás se piensan que al estar en casa, estás disponible 24 horas para ellos. Me costó muchos años, hacer comprender a mi familia, que mientras estoy trabajando en casa…. ¡no estoy! Aunque estéis en casa, tenéis que hacer comprender que mientras estáis trabajando es igual que si estuviérais en la oficina…. sino, estáis pérdidos. Empezaréis hacer favores y tareas y veréis que sois muy improductivos. Comprobaréis que cuesta mucho hacer comprender esta nueva situación a vuestros compañeros de espacio, pero creedme que con paciencia e insistencia al final acabarán por comprenderlo.

Dentro de este punto del respeto, también debes incluirte a ti mismo. Otro error habitual es ponerte a trabajar en pijama… mi consejo es que te vistas, con ropa cómoda, informal, o con traje, eso me da igual; cómo tú mejor te sientas, pero si quieres diferenciar el tiempo que pasas trabajando del tiempo de ocio en tu casa, debes vestir de manera distinta. Es algo psicológico, pero tras pasar todo el día trabajando en tu despacho, paras, te duchas y te pones el pijama… es como una cambio de chip. Si te tiras todo el día con la misma ropa, no tienes ese cambio de situación y a tu cerebro le cuesta horrores conectar y desconectar. Así que ya sabes, respeto por ti mismo, no sólo en tu oficina tienen que verte guapo/a…. si vives con tu pareja te agradecerá que te vistas normal para estar en casa y te ayudará a que te tome más en serio y no te molesten mientras estás trabajando.

4. Organización

Este punto no podía faltar. Siempre que leo algún artículo como éste, en el que alguna persona que ha trabajado dos días desde casa, escribe sus mejores consejos para hacerlo, este es la estrella… y está muy bien, pero reconozcamos que no todos somos igual de ordenados, ni todos tenemos las mismas posibilidades de espacio. Cuándo llevas, varias semanas acumuladas trabajando, tu escritorio comienza a parecer más una leonera que otra cosa. Por eso, mi consejo es que seáis lo más ordenados posibles. Yo tengo casi todas las cosas bien organizadas, pero si es cierto que el escritorio muchas veces es un poco desastre. Trato de organizarlo al menos una vez al mes, ¡OJO! hablo sólo del escritorio, el resto del despacho trato de tenerlo organizado al máximo. Para mí, es importante, pero no fundamental. De hecho, hace poco leí un artículo en el que decía que las personas muy inteligentes como nosotros, necesitamos un cierto desorden externo y que habitualmente se suele producir en nuestro entorno de trabajo 😉

5. Compañía virtual y descansos

Como vas a pasar muchas horas trabajando, en principio, sólo. Te recomiendo que tengas sonido de ambiente si es posible para tu concentración como la radio, música, youtube o algún sonido de fondo que no te distraiga. Trabajar en total silencio, salvo que tu concentración lo requiera, puede llegar a ser excesivamente monótono.

De igual modo, es recomendable ir haciendo pausas alrededor de cada dos horas de trabajo. Si estuvieras en la oficina, normalmente estás más distraído. Al trabajar en un entorno con más personas, te darás cuenta que pierdes más el tiempo. En casa, verás que eres más productivo, esta es una de las grandes razones por las que yo trato de trabajar siempre que puedo en casa. Mi tiempo es mucho más productivo por varios motivos, el primero que al estar sólo me centro más. Las horas de transporte desaparecen y se convierten en horas productivas. Cuándo os he indicado la cantidad de horas que trabajo a diario, seguro que muchos hacéis las mismas desde que os levantáis hasta que llegáis a casa. La diferencia es que yo estoy casi trabajando desde que me levanto, por eso todo este tiempo veréis que es más productivo.

6. Reuniones Virtuales

Trabajar sólos no significa excluirse del mundo… las reuniones virtuales vía skype, facetime, whatsapp, etc. son una realidad y son tu gran aliado. Descubrirás que puedes hacer el 90% de las tareas que hacías en tu oficina, desde tu casa. Muchas veces, nos empeñamos en mantener reuniones físicas, cuándo no es necesario. Es realmente muy sencillo y altamente efectivo mantener reuniones virtuales con tus clientes. Y al igual que trabajar en casa, descubrirás que estas reuniones son menos superfluas y se avanza mucho más rápido y de forma más efectiva.

7. Actividad física

Este consejo es aplicable a medias, en la situación que vivimos. Pero siempre os recomendaría que tras acabar vuestra jornada laboral en casa, salieséis a la calle para hacer ejercicio, dar un paseo, ir a comprar algo… con la situación excepcional que vivimos de cuarentena, os recomiendo tratar de hacer alguna otra actividad … tenéis tutoriales de Yoga en youtube si no tenéis mucho espacio, por ejemplo 🙂

8. Formación

Esto va a sonar a publicidad encubierta, pero creedme que no lo es. Si tenéis la suerte de trabajar en una gran compañía os ofrecerán formación de forma natural. Pero si trabajáis en casa siempre os podéis aprovechar de la gran oferta de formación online que tenéis a vuestra disposición, yo tutorizo cursos para el Grupo Hedima que son totalmente gratuitos y tienen una oferta apabullante; pero también podéis encontrar tutoriales en YouTube; Telefónica, Google y un larguísimo etcetera… descubriréis que hoy día en internet hay una oferta de formación gratuita impresionante y sabiendo buscar bien, algunos cursos merecen realmente la pena.

Este es un muy buen momento para aumentar vuestros conocimientos en el sector laboral que más os interese.

Ahora espero más que nunca vuestros comentarios…

¿Sóleis trabajar en casa?

¿Estáis trabajando en casa estos días o por el contrario os toca salir sí o sí?

¿Algún otro consejo que añadir a la lista del trabajo desde nuestros domicilios?

Un Saludo y fuerza chic@s!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s